Gente y Poder - Líneas : Se están extinguiendo los pájaros en Tepic
Gente y Poder
Tepic, Nayarit. Miércoles 27 de Agosto de 2014. 8 : 01 P.M.

Bellas las candidatas a nuestra belleza Ixtlán 2014

Se presenta el Lobito de Sinaloa en el Bebedero Rest-Bar en Tepic.

Listas las 6 Finalistas de Señorita Fiestas Patrias Tepic

Cumpleaños de Noé Bernardo y Emiliano

Amayrani Díaz es coronada como Nuestra Belleza  CBTA Xalisco 2014

Divertida despedida de soltera para Alma Arriaga  González

Alondra Maldonado presenta Sabores de Nayarit

De etiqueta Models Clausura curso de verano

Este viernes gran semifinal de Señorita Patrias Tepic 2014

Festeja cumpleaños Arely de O’Connor

Chicos estudiantiles del Instituto Cultural Beato Fray Junipero Serra

Última fiesta antes de regreso a clases

Manglar Summer Fashion

Confirmación de Luis Alberto, Fernando de Jesús y Axel Alejandro

Líneas : Se están extinguiendo los pájaros en Tepic

Por: José Ma. Narváez Ramírez.

2011 / 10 / 18

Desde que comenzaron las nuevas destructoras a pegarle en toda la torre a la capital nayarita, haciendo casas sin cimientos y con los techos endebles, dizque para venderlas más baratas a los nayaritas de clase media y baja, ahí empezaron a levantar las colonias de los tinacos, porque los ingenieros optaron por dejar a sus moradores directos a recibir la inclemencia de las lluvias y de los rayos solares, destinando a la muerte a las aves que pudieran anidar en unos árboles que nunca existieron y si alguna vez estuvieron en el panorama, los otros ingenieros (los ecologistas) se encargaron de borrarlos del mapa, aduciendo una y mil tonterías. Tan solo a la hora de la poda (más bien jóda), tienen para demostrar su imbecilidad.

Todavía hace unos meses, escuchábamos el trinar de algunas aves que lograban anidarse en las plantas que se elevaban en los jardines o en las avenidas de Tepic. Los cacalotes eran los más numerosos, y aunque de no muy alegre graznar, y muy prolíficos, se fueron consumiendo a causa de los cohetones que las malas gentes les colocaban al pie de los árboles, para matarlos. Tal y como hacen los pescadores sin escrúpulos cuando hacen explotar las bombas bajo el agua de los esteros o de las lagunas, acabando, con el estruendo, con todo lo que tenga vida, por ejemplo las tortugas, los batracios y algunas aves, entre otros.

Los únicos lugares donde encontramos a las palomas, es en los atrios de las iglesias, muertas de hambre buscando entre la gente algo que comer, aunque algunas personas les llevan granos de maíz o de arroz, masa o tortillas duras. Ellas corresponden con su hermoso cucurrucucú, y los sonidos especiales que en el llamado del amor les lega la madre naturaleza. Ayer vimos unas camionetas cerca de la Catedral de Tepic. Cargar un montón de jaulas con colombinas negras. A la mejor por tanta palomina que sueltan.

Pero quién se va a olvidar de los cantos de los jilgueros, los gorriones, los tzenzontles o el piar incesante de los tordos y las viejitas que se revuelven entre sus amigas las cocochitas que arrullan con sus voces.

Antes, las parvadas de pericos pasaban por los cielos tepiqueños llenándolos de su extraordinario argüende, (que hoy suplen los gritones del gas, los vendedores de camarón y otros que con sus pitidos y aparatos de sonido de alto volumen nos deleitan los oídos al grado de casi enloquecernos). Y por las mañanas o al atardecer oíamos a los patos piruleros o a los pichichines, en su viaje a la zona estuarina, emitiendo sus peculiares chiflidos.

Hoy aquello va quedando en el silencio de las urbes envueltas en nubes de monóxido de carbono que ahuyenta o asesina a los pájaros. Ahora solamente hay periquitos australianos y pajaritos cantores en las jaulas de algunas casas, y en las que cargan los vendedores de pericos y de aves canoras en los tianguis, o en las que hacen el viaje en camionetas a los Estados Unidos para sacarles los dólares a los primos.

La Zoología nos dice que las aves provienen de los reptiles y que hace unos 200 millones de años empezaron a cambiar las escamas por plumas para volar sobre La Tierra.

Tal vez alguno de nosotros tuvo la dicha de contemplar el vuelo de las águilas o aguilillas, o de sus parientes más cercanos. (Una vez, hace más o menos 60 años, allá por las playas aledañas a Los Corchos, en Santiago Ixcuintla; cuando íbamos a escuchar el canto de las Chachalacas; mi compadre Sergio El Teco Romero González, Ramón El Guau Lozano García y un servidor), tuvimos la oportunidad de maravillarnos al admirar juntas en grandes parvadas, miles de aves acuáticas de las que vienen y van a invernar, formando mosaicos de muchos colores y emitiendo una multitud de diversos sonidos, que para ellas formaban una especie de especial lenguaje y para nosotros, un canto celestial.

Ya no mirarán nuestros ojos ni los de nuestros hijos, a los otros reyes del mundo, los pájaros, y la contaminación que les causamos, origina a su vez, la extinción de ellos Control Señores Control al paso que vamos también vamos a provocar nuestra propia exterminación y si no al tiempo -y no mucho-

(revistalineas@hotmail.com 311 158-66-55).
































MMCinemas
Todos los derechos reservados. GENTE & PODER 2014